"Benditos impuestos", por Jimena de la Quintana [Opinión]

Visto: 1616

Impuestos: No puede pretenderse que con 54 grandes contribuyentes vamos a financiar a un país que necesita reducir la pobreza.

Financiar el crecimiento del país es imposible sin impuestos. El Estado debe invertir (infraestructura, seguridad, educación, etc.) y para hacerlo utiliza el dinero que los ciudadanos le entregamos a través del pago de tributos; sin ellos no puede operar. Esto ocurre en el mundo entero, la diferencia está en cómo lo hace cada Estado y cuánto recauda, lo que le permitirá invertir más o menos en sus ciudadanos.

En el Perú, el 2015 la presión tributaria alcanzó el 14,7% del PBI (menos que el promedio nacional 2011-2015 que fue de 16,1%), en el resto de los países de la Alianza del Pacífico asciende a 15,2% y en los de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a 34%.

 

Así, como lo señaló el presidente del Consejo de Ministros Fernando Zavala, en su exposición ante el Congreso, en el país son 7,5 millones de contribuyentes los registrados, de ellos solo 450 mil son recurrentes; “De este grupo, la mitad son pequeñas y medianas empresas que casi no tributan. Solo 54 contribuyentes representan el 40% de la recaudación”, sentenció.

¿Alguien puede pensar que con 54 contribuyentes financiaremos el crecimiento de un país que necesita reducir pobreza, desigualdad y caminar hacia el desarrollo? Las cifras, no son nuevas, pero debemos tenerlas más presentes si queremos crecer; hay que ocuparnos de la informalidad, por cada punto porcentual de esta, el Estado deja de recaudar 1000 millones de soles, según Zavala. 

La ruta de este gobierno hacia el 2021 estará marcada por varios aspectos como lograr el ingreso del Perú a la OCDE. ¿Y qué dice esta sobre la informalidad en el Perú? El “Estudio Multidimensional de País” de la OCDE señala que el Perú “deberá superar el bajo crecimiento de la productividad, las grandes desigualdades y la elevada y generalizada informalidad laboral para afrontar la trampa del ingreso medio y fortalecer a su emergente clase media. Los países tienden a sufrir una desaceleración prolongada al alcanzar cierto nivel de desarrollo, un fenómeno conocido habitualmente como la trampa del ingreso medio, y que en la actualidad parece estar afectando al Perú”.

Queda claro que, si se quiere reducir la informalidad, es importante un mejor y más efectivo sistema tributario, pues el actual no contribuye ni con el crecimiento ni con la reducción de desigualdades. Los países de la OCDE comparten un alto nivel de desarrollo humano y alcanzarlo es imposible con una de las informalidades más altas del mundo.

Fuente: El Comercio

Deja un Comentario

Publica un Comentario

0
terms and condition.

comentarios